Noticias

15 sep 2016

Cuatro Rayas lanza al mercado su primer tinto Ribera del Duero

Una partida exclusiva de 25.000 botellas supone el punto de partida del proyecto en la DO Ribera del Duero de la histórica bodega de la DO Rueda

Fuentecén (Burgos) y La Seca (Valladolid), 15 de Septiembre de 2015. Cien kilómetros separan a la Cuna del Verdejo del Corazón del Tempranillo. Cien kilómetros entre La Seca y Fuentecén. Cien kilómetros que a contracorriente por el río Duero conectan la DO Rueda y la DO Ribera del Duero. Cien kilómetros que los enólogos Ángel Calleja, Elena M. Oyagüe y Roberto L. Tello han recorrido para sacar al mercado el primer tinto de Ribera del Duero con un nombre propio sinónimo de verdejo. Desde ahora también sabe a tinto de Ribera de Duero: Cuatro Rayas. 

       El proyecto de Bodega Cuatro Rayas en Ribera del Duero, liderado por sus enólogos de Cuatro Rayas comienza con un pequeño paso: alumbrar una partida seleccionada de 25.000 botellas de un tinto elaborado con uvas de viñedos situados cerca de la localidad burgalesa de Fuentecén, un enclave que es el corazón de Ribera del Duero al encontrarse a caballo entre Aranda y Peñafiel. Se ha seleccionado uva de viñedos de más de 20 años. Bodega Cuatro Rayas inicia así su andadura en Ribera del Duero con el objetivo de que sea una primera experiencia que sirva como punto de partida para que a su amplio portfolio de vino de Rueda y Vino de la Tierra de Castilla y León se sumen referencias ribereñas. 

   Este proyecto surge por la creciente demanda de los clientes y consumidores de Cuatro Rayas Verdejo, en España y varios mercados exteriores, que entienden que el binomio Verdejo de Rueda y Tempranillo de Ribera se ha convertido en los últimos años en la gran pareja embajadora de los vinos de calidad españoles. 

Tres generaciones de enólogos para un variado abanico de vinos
Desde la fundación de la bodega en 1935, el proyecto vitivinícola ha tenido como pilar fundamental el trabajo en equipo, una especial ligazón entre el viticultor que mima la uva y el enólogo que hace que ese fruto exprese sus mejores características en forma de vino. En la actualidad, Bodega Cuatro Rayas cuenta con un departamento de enología en el que destacan tres amantes de la elaboración de vino que pertenecen a tres generaciones y que son el mejor ejemplo de la colaboración entre profesionales, pero sobre todo amantes de los vinos de calidad. Ángel Calleja, que aglutina cuarenta vendimias elaborando vino en la Denominación de Origen Rueda, Elena M. Oyagüe, que suma una veintena de años de labor y dedicación a la bodega, y Roberto L. Tello, que con apenas un lustro a sus espaldas ya ha demostrado que las nuevas generaciones llegan pisando fuerte. 

  Calleja, maestro de maestros, ha procurado transmitir todo su saber hacer y secretos a estos dos enólogos más jóvenes llamados a tomar el testigo y asumir el reto de hacer vino en una de las bodegas con más solera de la DO. Cada uno aporta un punto de vista y un trabajo enfocado a que los vinos de Cuatro Rayas sigan haciendo las delicias de unos consumidores nacionales e internacionales cada vez más exigentes. Estas tres generaciones trabajan de la mano para aportar diferentes puntos de vista en un rango de vinos muy variados: verdejos, tempranillos y sauvignones; vinos jóvenes, crianzas sobre lías, crianza en barrica, solera, fermentados en barricas o vinos frizzantes de baja graduación. Un amplio abanico de vinos que representa a todas las mujeres y todos los hombres que forman parte de la familia de Bodega Cuatro Rayas son indispensables.

Experiencia con la uva Tempranillo
Cabe destacar, en este sentido, que ambos enólogos, respetados por su conocimiento de la uva verdejo, son también expertos en la uva tempranillo en La Seca. Referencias como Cuatro Rayas Tinto Roble Ecológico (de gran demanda en mercados internacionales) y Vacceos Roble y Vacceos Crianza (con gran arraigo en el territorio castellano y leonés) son desde hace años los tintos que han acompañados a vinos las referencias clásicas Cuatro Rayas Verdejo y Cuatro Rayas Viñedos Centenarios, así como desde hace unos meses Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias.

Cuatro Rayas Ribera del Duero 2015
Tras un paso de 5 meses en barrica de roble francés y roble americano y otros tantos de reposo en botella en la bodega, se ha logrado que Cuatro Rayas Ribera del Duero transmita la esencia un pedazo de esta tierra, definida claramente por su terruño. El resultado es un tempranillo roble color rojo cereza intenso, capa media y ribetes granates. En con nariz es potente y equilibrado, con aromas de fruta madura, torrefactos, vainilla y especiados. En boca tiene un paso aterciopelado, suave y persistente dejando notar la elegancia característica de los mejores tintos de la Ribera del Duero.
Sección: Notas de Prensa

Noticias Anteriores