Receta facilísima de pollo al vino blanco

Se me ocurre dedicar algún post a recetas que combinen bien con vino blanco o, como en este caso, cuyo ingrediente básico sea el vino blanco, ¿Qué os parece? Esta es además una receta facilísima, perfecta para estos días de verano en los que no apetece nada meterse en la cocina mucho más de 20 minutos, o para aquellos cuyas dotes culinarias no sean su fuerte: Pollo al vino blanco.

 

¿Qué necesitamos?

– medio vaso de agua
– 1 vaso de vino blanco verdejo
– 2 cebollas más bien grandes
– 3 pechugas de pollo
– Un poco de pimienta negra molida
– 2 dientes de ajo
– perejil
– Aceite, sal

Lo primero que hay que hacer es sofreír la cebolla y el ajo, lentamente hasta que comience a estar transparente (la cebolla siempre a fuego lento, que si no se nos chamusca!!). Añádele sal a la cebolla para que «sude». Esto requiere 5-7 minutos aprox.

A continuación, se añaden las pechugas de pollo, ya saladas eso sí, la pimienta negra y el perejil. Lo de la pimienta es al gusto, pero cuidado con pasarse!

Por último, se añaden el vaso de agua y el de vino blanco, se remueve, se tapa y se deja cocer lentamente unos 20 minutos más o menos.

Y… voilà!! Listo!!  Una receta más que fácil, rápida y muy muy sana! También se puede preparar con muslos de pollo en lugar de pechugas si os gusta más!  😉

Espero que os guste esta nueva iniciativa en el blog! Nos leemos!

Ana

@BodCuatroRayas

8 comentarios en “Receta facilísima de pollo al vino blanco

Deja un comentario