Archivo por meses: diciembre 2014

El Real Valladolid se muda a La Seca

La cooperativa de La Seca, Cuatro Rayas firmó el pasado agosto un contrato de patrocinio con el Real Valladolid que incluía la construcción de una ciudad deportiva para el club en la localidad de La Seca. Cuatro Rayas demuestra así su compromiso con la localidad donde desarrolla su actividad.

Es el regalo de Navidad que la cooperativa hace a su club.

Las máquinas ya están trabajando en la nueva ciudad deportiva del Real Valladolid en La Seca, en unos terrenos aledaños a la Bodega, perfectos para la construcción de campos de fútbol gracias a la calidad de la tierra. Los jugadores del Real Valladolid entrenarán junto a cepas centenarias, siendo la simbiosis perfecta entre deporte y vino que buscábamos al firmar nuestro apoyo con el Club.

El plan previsto contará con un pabellón cubierto, 2 campos de entrenamiento, así como una residencia donde los jugadores podrán concentrarse cuando el entrenador lo considere oportuno. Un lugar alejado de la ciudad, donde los jugadores vivirán tranquilos y relajados con hermosos paisajes de viñedos al fondo.

Los trabajos llevan meses realizándose, pero es hoy cuando la bodega ha dado a conocer la noticia. El próximo enero se espera poder tener listo uno de los campos y los vestuarios.

“Estamos muy felices por trasladarnos a La Seca. Podremos preparar los partidos sin ninguna distracción” afirmó Rubi, entrenador del Real Valladolid. Un paso más en el compromiso social de la bodega con el deporte pucelano. “Queremos que el Real Valladolid se sienta como en casa, estén cómodos, tranquilos y disfruten de la vida en La Seca como hacemos nosotros cada día”, explicó Vicente Orihuela, Gerente de Cuatro Rayas.

La cooperativa Cuatro Rayas elabora hoy en día el 20% del vino embotellado de la Denominación de Origen Rueda, lo que la convierte en la más grande de la D.O., con un nivel de producción anual de más de 15 millones de botellas.

Cuatro Rayas afianza así su compromiso con Valladolid, su provincia, su tierra y sus gentes. ¡Bienvenidos a casa!

PD: Hoy es 28 de diciembre, Día de los Inocentes

Una cata diferente: verdejo y música en la Universidad

Ayer participamos en la I Jornada de Comunicación y Enología en la Facultad de Comercio de la Universidad de Valladolid ¡Qué bien nos lo pasamos!

Ana del Fraile, Responsable de Comunicación y RSE de la bodega, fue la encargada de explicar la estrategia de comunicación de Cuatro Rayas, así como de dirigir una cata informal y original. Los más de 30 alumnos maridaron cuatro de nuestros vinos con música.

Vino y música: el maridaje perfecto

Para empezar, Ana explicó cómo se gestiona la comunicación en nuestra cooperativa: redes sociales, medios de comunicación, patrocinio deportivo, etc. Y después comenzó una cata diferente, atrevida, y especialmente pensada para el público de esa noche… ¡Gente joven con ganas de aprender y divertirse! 😉

Cuatro fueron los vinos que pudieron degustar: por un lado, tres de las variedad de Cuatro Rayas: Verdejo, Viñedos Centenarios y Fermentado en barrica; y, por otro, nuestro frizzante Dolce Bianco. Vinos elaborados con la misma variedad de uva verdejo, excelentes vinos, pero muy diferentes entre sí. Igual que la música que los acompañó.

Comenzó la cata con la música de Queen de fondo y una copa de Cuatro Rayas Verdejo Una pareja ideal. Ambos son clásicos que no pasa de moda. Después llegó el turno de un vino pensado para ocasiones especiales: Cuatro Rayas Viñedos Centenarios ¡El Mejor Vino de España! Entonces, empezó a sonar música romántica, relajada, para sentir todas las sensaciones que nos produce este vino elaborado con nuestras cepas más antiguas.

Los sonidos Au Private de Charlie Parke y, Dream a Little dream of me de Ella Ftizgerald fueron perfectos para degustar el Cuatro Rayas Fermentado en Barrica, un verdejo adulto y más denso, con toques de madera. Para despedirnos, una copa de Dolce Bianco, un vino joven, perfecto para los momentos más divertidos acompañado por temas de los artistas más actuales David Guetta o Enrique Iglesias.

La respuesta del público fue fantástica. La jornada se alargó más de lo que esperábamos. Pero es que estábamos tan a gusto que… ¡no nos queríamos ir! Gracias a todos los que nos acompañasteis. ¿Cuándo repetimos?