Archivo de la etiqueta: Best white wine

Bodega Cuatro Rayas anuncia las fechas disponibles para La Vendimia de las estrellas 2019

La actividad ‘Vendimia de las estrellas’ se celebrará el sábado 14 y viernes 20 de septiembre

La ‘Vendimia al amanecer’ se celebrará la mañana del 28 de septiembre

 

La Seca (Valladolid), 27 de agosto de 2019. Con el comienzo de la vendimia, Bodega Cuatro Rayas retomará el próximo 14 de septiembre su actividad enoturística de vendimia. Este año habrá tres fechas disponibles para poder disfrutar de las dos experiencias que la bodega cooperativa de La Seca ofrece el 14 y 20 de septiembre: la ya tradicional ‘Vendimia de las estrellas’, que en ediciones pasadas se consolidaba como la actividad ‘estrella’ de la Ruta del Vino de Rueda; y el 28 del mismo mes: ‘Vendimia al amanecer’, actividad pensada para toda la familia y que, el año pasado, contó con una gran acogida.

En esta edición, el viernes 20 y los sábados 14 y 28 de septiembre, fechas en las que se pronostica que los socios de la cooperativa desarrollen las actividades de vendimia, serán los ofertados para que todo aquél que quiera, pueda vivir de primera mano la actividad de la vendimia en la Denominación de Origen Rueda.

Las experiencias de vendimia incluyen: visitar los viñedos, realizar la vendimia manual o ver la mecanizada, participar en la recepción de la uva en bodega, visitar las instalaciones donde se desarrollan las tareas de elaboración propias de esta época del año y finalmente, almuerzo o cena acompañado de los vinos de la bodega.

Experiencias imprescindibles

 

Para más información: enoturismo@cuatrorayas.es / 647 740 517

Éxito del ‘61’ Vermouth Verdejo en tres estrellas Michelin en Italia

La Seca (Valladolid), 27 de junio de 2019. El aperitivo de Bodega Cuatro Rayas cruza fronteras y se instala en la cuna del vermú por excelencia: Italia. Tres de los restaurantes con Estrella Michelin de este país, tienen en su carta el ‘61′ Vermouth Verdejo, un vermú que se lanzó al mercado en el 2017 convirtiéndose así en el primer vermú de bodega cien por cien verdejo y que desde su presentación no ha dejado de sorprender a los consumidores consagrados de dicha bebida.

Además de poder encontrar el vermú en España, México, Canadá, Alemania, Bélgica, Austria, Suiza, Holanda, Polonia, ’61’ Vermouth Verdejo está presente en la carta de distintos restaurantes de gran prestigio a nivel internacional como son: Ristorante Dolada (Pieve d’Alpago), Ristorante Al Capriolo (Vododi Cadore), Ristorante Tivoli (Cortina d’Ampezzo), todos ellos con una Estrella Michelin y situados al norte de Italia, próximos a la región en la que se localiza el origen del vermú en el S. XVIII tal y como lo conocemos hoy en día.

’61’ Vermouth Verdejo
La mezcla del verdejo (50% del año y 50% fermentado en barrica), junto a las esencias de los botánicos le dan a este vermouth un color caoba con reflejos ambarinos, aroma intenso, donde predominan aromas de monte bajo como son hinojo, flor de saúco con toques de tomillo y romero, tan característicos de la variedad verdejo. Boca equilibrada con un final amargo, agradable y largo, dejando los recuerdos balsámicos encontrados en nariz.

Estrellas Michelin con sabor vallisoletano
En Valladolid podemos encontrar también algún verdejo de Bodega Cuatro Rayas en dos Estrellas Michelin: La Botica de Matapozuelos, ubicado en la localidad vallisoletana de Matapozuelos y en activo desde el 2002, se puede disfrutar de sus creaciones gastronómicas acompañadas de Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias Cuvée o de ‘61′ Dorado; Restaurante Trigo, localizado en la capital vallisoletana y que lleva compartiendo su pasión por la gastronomía desde el 2007 podemos encontrar Amador Diez. Estas tres referencias son elaboraciones de verdejo exclusivas que rompen el mito de que los verdejos han de consumirse en el año.

El Departamento de Marketing y Comunicación de la Bodega Cuatro Rayas

El Departamento de Marketing y Comunicación se encarga de gestionar la información y comunicación que genera la Bodega Cuatro Rayas, tanto de carácter interno (destinada a los socios y empleados), como externo; es decir, la relacionada con los medios de comunicación, patrocinios e imagen de marca. Los responsables de este departamento también lo son del desarrollo de campañas de comunicación y publicidad, y su presencia es una constante en ferias profesionales y eventos promocionales de gran calado. Gracias a su familiarización con el lenguaje de la cata y sus amplios conocimientos sobre la filosofía de la bodega y todos los procesos del vino, su presencia suele ser habitual en presentaciones, catas y degustaciones; y en la atención directa de los enoturistas, que acuden a visitar la bodega desde cualquier parte del mundo.

El equipo de Marketing y Comunicación también se encarga de gestionar y crear contenido en aquellas redes sociales donde tiene presencia activa la Bodega Cuatro Rayas. Sin duda, no nos equivocamos al señalar que este departamento es uno de los más estratégicos de la bodega, pues de él depende el cuidado de la imagen de la firma, pero también la fluida comunicación entre todos los miembros de la entidad, en este caso, los socios de la bodega cooperativa.

Aquí trabajan Álvaro Gago, María Estévez y Sonia García. Álvaro es el director de Comunicación, relaciones públicas de la bodega y responsable del contacto con la prensa especializada y generalista. Natural de Valladolid, este licenciado en Periodismo por la Universidad Europea Miguel de Cervantes de Valladolid se incorporó a este departamento de la firma lasecana en el año 2015 y, desde entonces, ejerce su cometido como máximo responsable.

Nacida en Madrid, pero afincada en Valladolid, María Estévez es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Valladolid (UVA). Ella se encarga de redactar las notas de prensa, gestionar los patrocinios e Intranet, y de la parcela enoturísticas. La última incorporación al departamento ha sido Sonia García. Natural de Tordesillas (Valladolid), es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, también por la UEMC. Su cometido está relacionado con el diseño de etiquetas y publicidad gráfica, las actualizaciones web y el Marketing de producto.

Una cepa de Cuatro Rayas en los jardines de la Zarzuela

Sucedió a mediados del mes de abril del año 2010. La bodega cooperativa Cuatro Rayas se encontraba inmersa en las celebraciones de su 75 aniversario, motivo más que justificado para que fuera recibida en audiencia por el –entonces- príncipe Felipe en el Palacio de la Zarzuela. Sin duda, fue un momento único que nunca olvidarán los miembros de la bodega y otros invitados que encabezaron la delegación lasecana, entre ellos, su entonces presidente, Fernando Prieto; su gerente, Vicente Orihuela; responsables directos de todos los departamentos, y los presidentes de la bodega de los últimos 30 años.

De aquella visita quedaron numerosas fotos para el recuerdo, pero también las palabras de agradecimiento de don Felipe al recibir la Insignia de Oro de la bodega. No menos agradecido se mostró al recoger un segundo regalo –por cierto, bastante inusual para tales dependencias palaciegas- que fue una cepa de la variedad verdejo. El mismo don Felipe aseguró entonces que el ejemplar sería inmediatamente trasplantado a los jardines de la Zarzuela, sumándose así a otras especies forestales y ornamentales de gran singularidad. Sin duda, un obsequio especialmente bien recibido, teniendo en cuenta que procede del Pago de las Cuatro Rayas, uno de los más emblemáticos de la cooperativa, donde confluyen los cuatro términos municipales de La Seca, Medina del Campo, Rueda y Rodilana. Don Felipe no solo mostró un gran interés por su origen, sino también por el lugar más adecuado para colocarla, teniendo en cuenta el tipo de suelo, insolación y aireación que pudiera necesitar una cepa de estas características.

Tampoco queremos olvidarnos, en aquella importante jornada, de la entrega a Su Alteza Real de una botella Magnum de Cuatro Rayas a cargo del desaparecido Dionisio Miguel Recio, entonces presidente del Club Balonmano Valladolid, uno de los principales equipos deportivos patrocinados por nuestra bodega. Un detalle que volvió a agradecer don Felipe interesándose, ya en el marco de una conversación mucho más distendida, por otros aspectos de la firma, como su producción, distribución, red comercial y presencia en los mercados, fundamentalmente internacionales.

Cata del vino con mayor ‘solera’ de Cuatro Rayas

El ‘61 Dorado Rueda’ es el vino más antiguo de la Bodega Cuatro Rayas. Dicen que es
el más genuino y el de mayor solera. En nuestra casa nació hace más de medio siglo
como embotellado. Sin duda, es el que mejor representa la más pura tradición de los
vinos que se elaboraban y consumían en toda la zona de Rueda, mucho antes de que
llegaran los verdejos jóvenes, frescos y afrutados que hoy conocemos.

Ángel Calleja -rector y socio de la Bodega Cuatro Rayas y, durante más de cuatro
décadas, enólogo de la cooperativa- es un gran conocedor de la historia de este vino.
Ángel nos explica que el 61 no responde a una añada sino que, en realidad, tiene que ver
con la numeración de un depósito. Porque, al principio de todo, los viticultores
particulares hacían su propio vino en casa, hasta que se creó la cooperativa. Fue
entonces cuando fueron entregando el vino que tenían en sus casas y todas las
aportaciones terminaban en un depósito comunitario. Aunque había varios, el número
61 fue el mejor de todos, por eso todo el mundo quería comprar vino de allí. Esta es la
explicación del nombre del vino.

El ‘61 Dorado Rueda’ es un vino de licor, seco, fruto de la crianza oxidativa. Su
graduación no es inferior a los 15º y debe permanecer en roble, al menos, los dos
últimos años inmediatamente anteriores a su comercialización. Como en Bodega Cuatro
Rayas seguimos el método tradicional, el vino tiene dos tipos de crianza: biológica (que
desarrolla un velo de levaduras y se realiza en botas jerezanas) y oxidativa (en grandes
bocoyes de 640 litros que permiten el contacto del vino con la madera). En este tipo de
vino no podemos hablar de añadas, pues se sigue el sistema de criaderas y soleras.

 

Ángel Calleja y la actual enóloga de Cuatro Rayas, Elena M. Oyagüe, nos ayudan a
comprender mejor este vino a través del lenguaje de la cata. En su fase visual, es
brillante, limpio y dorado, fruto de la crianza oxidativa. Aromas propios de crianza
biológica -panadería y levadura-; y oxidativa -almendras, frutos secos-. Balsámico,
complejo, con notas amargas y muy largo. En cuanto a su armonización y consumo,
Elena recomienda tomarlo con una amplia variedad de quesos, mientras que Ángel se
decanta por las carnes de caza y guisos con alcachofas.