Archivo de la etiqueta: spanish wine

Isabel Mijares, pionera del vino en España: ‘La uva verdejo es elegante y estructurada, es un vino en el que siempre se puede confiar’

La enóloga Isabel Mijares −la primera mujer en obtener esta titulación en España− protagoniza la cuarta entrega de ‘Las charlas del vino español’

Mijares repasa junto a Javier Pérez Andrés su trayectoria y la situación actual del panorama del vino y asegura con firmeza que no hay límites para una mujer en el sector, “lo único que no puede hacer una mujer es pis contra la pared”

La Seca (Valladolid), 10 de diciembre de 2019.- Tras las conversaciones con el periodista Carlos Delgado, el sumiller Custodio Zamarra y el periodista y escritor José Peñín en anteriores entregas de ‘Las charlas del vino español’, la protagonista del cuarto capítulo de este formato −que gira en torno al vino y su evolución en los últimos años− es una mujer que lo ha sido todo en el mundo de la enología: Isabel Mijares. El periodista Javier Pérez Andrés charla con ella en el restaurante Mesón del Cid de Madrid.

Isabel Mijares atesora uno de los currículos más extraordinarios del sector del vino español. Licenciada en enología en Burdeos, fue la primera mujer que apostó por un mundo entonces desconocido tras acabar sus estudios de Química. Su capacidad para comunicar, su inteligencia y su destreza en las relaciones humanas le han permitido granjearse el cariño del sector en muchos países. Ha recorrido los cinco continentes. Ha presidido asociaciones profesionales, consejos reguladores, congresos, foros internacionales… Y, entre todo ello, destaca su labor didáctica, tanto en las misiones realizadas en América en el campo de la investigación y la potenciación de la vitivinicultura, como en numerosos actos en los que siempre ha demostrado una especial capacidad para conectar con el público. Son ya célebres sus frases descriptivas en el mundo de la cata, donde siempre encuentra ejemplos originales, transgresores e ingeniosos.

Hoy, Isabel Mijares, sigue en plena actividad, viajando, participando en concursos, asesorando a bodegas y −sobre todo− representando a su país en multitud de foros y acontecimientos culturales y técnicos vinculados al mundo del vino. Por todo ello, este capítulo de ‘Las charlas del vino español’ supone casi un documento de la historia reciente de la enología y la viticultura en España.

Junto a Javier Pérez Andrés, Mijares repasa toda su trayectoria y analiza la situación actual en una conversación salpicada de anécdotas, curiosidades y datos de la historia del vino. En este sentido, destaca la verdejo como una de las uvas que da grandes vinos en la actualidad, asegurando que ‘la verdejo es elegante y estructurada, un vino en el que siempre se puede confiar’. Además, es rotunda cuando señala que la mujer no tiene límites en este sector: “lo único que no puede hacer una mujer es pis contra la pared”.

Puedes ver el vídeo completo en el canal de YouTube de Bodega Cuatro Rayas:

Puedes ver el vídeo resumen en español y subtitulado al inglés:

 

Fomento de la cultura vitivinícola
‘Las charlas del vino español’ es un formato que apuesta por las nuevas tecnologías, con una distribución en exclusiva a través de las redes sociales. Capítulos de 30 minutos en los que se muestra la reunión de grandes prescriptores del vino en nuestro país con Javier Pérez Andrés, periodista especializado cuya trayectoria le ha situado como líder de opinión en la información de vino, turismo y gastronomía en Castilla y León. En estos encuentros, ponen en común sus opiniones, valores y criterios. Todo ello en una serie de conversaciones, que, por primera vez en España, generan un debate serio y cargado de conocimientos por parte de las voces más autorizadas del sector: periodistas, sumilleres y diferentes profesionales de reconocido prestigio. La iniciativa ‘Las charlas del vino español’ está patrocinada por Bodega Cuatro Rayas, referente de la DO Rueda. Con el vino de calidad como pilar fundamental, la bodega se centra con este nuevo formato en el conocimiento del sector vitivinícola de la mano de expertos.

Agradecimiento a Restaurante Mesón del Cid:
www.mesondelcidmadrid.com

José Peñín: “Si una uva tuviese que representar a España en el mundo sería la verdejo”

El escritor y periodista de vinos, una de las figuras más relevantes del sector, protagoniza la tercera entrega de ‘Las charlas del vino español’

Peñín repasa junto a Javier Pérez Andrés su trayectoria y la situación actual de las diferentes regiones vitivinícolas

La Seca (Valladolid), 1 de octubre de 2019.- Tras las conversaciones con el periodista Carlos Delgado y el sumiller Custodio Zamarra en anteriores entregas de ‘Las charlas del vino español’, el protagonista del tercer capítulo de este formato que gira en torno al vino y su evolución en los últimos años es una de las voces más destacadas del sector: José Peñín. El periodista Javier Pérez Andrés charla con él en el restaurante La Botica de Matapozuelos, restaurante rural con una estrella Michelín donde se miman los productos locales maridando con grandes vinos de la zona.

José Peñín es, sin duda, un personaje que ha sido clave en la promoción y la divulgación de los vinos de calidad en España, una referencia mundial en el sector. El escritor y periodista atesora, con toda seguridad, el currículum más extenso de dedicación a la cata y los viajes, así como el archivo sensorial más completo de los últimos 40 años del vino español. José Peñín es, además, fundador de la guía que lleva su apellido, considerada la Biblia del vino en España, y en la que hasta el propio Robert Parker admitió que contrastaba algunos vinos. En la actualidad, el escritor, de origen leonés, mantiene una gran actividad literaria, así como en la cata de vinos. Está muy presente en las redes sociales y pronto sorprenderá con un libro compilador de sus memorias, que, sin duda, lo serán también del vino español.

Puedes ver el vídeo completo en el canal de YouTube de Bodega Cuatro Rayas:

Puedes ver el vídeo resumen en español y subtitulado al inglés:

Peñín repasa toda su trayectoria ligada al sector vitivinícola, que comenzó antes del nacimiento de las Denominaciones de Origen como tal, refiriéndose también al que podría situarse como el origen de la actual Guía Peñín: su primer libro, Mis 101 mejores vinos. Su experiencia y vasto conocimiento del sector llevan, además, a José Peñín a afirmar que “si una uva española tuviese que representar en el mundo como tal, sería la verdejo”.

Fomento de la cultura vitivinícola
‘Las charlas del vino español’ es un formato que apuesta por las nuevas tecnologías, con una distribución en exclusiva a través de las redes sociales. Capítulos de 30 minutos en los que se muestra la reunión de grandes prescriptores del vino en nuestro país con Javier Pérez Andrés, periodista especializado cuya trayectoria le ha situado como líder de opinión en la información de vino, turismo y gastronomía en Castilla y León. En estos encuentros, ponen en común sus opiniones, valores y criterios. Todo ello en una serie de conversaciones, que, por primera vez en España, generan un debate serio y cargado de conocimientos por parte de las voces más autorizadas del sector: periodistas, sumilleres y diferentes profesionales de reconocido prestigio. La iniciativa ‘Las charlas del vino español’ está patrocinada por Bodega Cuatro Rayas, referente de la DO Rueda. Con el vino de calidad como pilar fundamental, la bodega se centra con este nuevo formato en el conocimiento del sector vitivinícola de la mano de expertos.

Agradecimiento a Restaurante La Botica de Matapozuelos:

www.laboticadematapozuelos.com

Custodio Zamarra: “El mejor vino es el que con arreglo a tu bolsillo te hace más feliz”

El reputado sumiller protagoniza la segunda de ‘Las charlas del vino español’ junto al periodista Javier Pérez Andrés. El restaurante Zalacaín, en el que Zamarra ha desempeñado su profesión durante más de 40 años, es el escenario de esta conversación en torno al mundo del vino

La Seca (Valladolid), 3 de julio de 2019.- Tras contar con el periodista especializado Carlos Delgado en la primera entrega de ‘Las charlas del vino español’, la segunda conversación de este espacio está protagonizada por uno de los sumilleres más reconocidos de España. Javier Pérez Andrés se sienta en esta ocasión a hablar con Custodio Zamarra, con el que ha compartido anécdotas y reflexiones en torno al sector del vino y a su evolución en los últimos 25 años. Zamarra, lleva a cabo una profunda reflexión sobre sector en España y hace hincapié, entre otros detalles, en que “el mejor vino es el que con arreglo a tu bolsillo te hace más feliz”. Apostilla, en este sentido, que “enológicamente no hay ningún vino que cueste más de 50 euros”, aunque “en los vinos no sólo se paga el contenido, también su historia”.

 

Resumen de la entrevista con subtítulos en inglés

Entrevista completa 

El escenario de esta charla ha sido el restaurante Zalacaín, en el que Zamarra fue sumiller más de 40 años y hasta su jubilación. Su historia en este afamado emblema madrileño de la gastronomía, así como la evolución de la sumillería y del vino en los últimos años son algunas de las piedras angulares sobre las que gira la conversación de Pérez Andrés y Zamarra. Así, tras poner en valor el recorrido experimentado por la vitivinicultura en nuestro país, el sumiller no ha dudado en afirmar que “España es uno de los países más importantes en el sector del vino en el mundo”. Pérez Andrés y Zamarra disfrutan de mesa y mantel maridando con Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias Cuvée, un Verdejo de colección de distribución exclusiva en hostelería y las mejores vinotecas del que el sumiller pone de manifiesto es “un verdejo realmente extraordinario”.

Cuatro décadas de dedicación al vino en Zalacaín
Custodio Zamarra es una de las personalidades más importantes del mundo de la sumillería en España. Ligado a la hostelería desde muy joven, su historia profesional en Zalacaín comenzó con tan solo 24 años, cuando se incorporó al equipo del restaurante madrileño. A partir de ahí, miles de vinos pasaron por las manos de Zamarra. Todo ello le convierte en una de las voces más autorizadas del panorama vinícola nacional.

Fomento de la cultura vitivinícola
‘Las charlas del vino español’ es un formato que apuesta por las nuevas tecnologías, con una distribución en exclusiva a través de las redes sociales. Capítulos de 30 minutos en los que se mostrará la reunión de grandes prescriptores del vino en nuestro país con Javier Pérez Andrés, periodista especializado cuya trayectoria le ha situado como líder de opinión en la información de vino, turismo y gastronomía en Castilla y León. En estos encuentros, pondrán en común sus opiniones, valores y criterios. Todo ello en una serie de conversaciones, que, por primera vez en España, generan un debate serio y cargado de conocimientos por parte de las voces más autorizadas del sector: periodistas, sumilleres y diferentes profesionales de reconocido prestigio. La iniciativa ‘Las charlas del vino español’ está patrocinada por Bodega Cuatro Rayas, referente de la DO Rueda. Con el vino de calidad como pilar fundamental, la bodega se centra con este nuevo formato en el conocimiento del sector vitivinícola de la mano de expertos.

Agradecimiento a Restaurante Zalacaín

’61’ Dorado, una nueva etiqueta para un vino de toda la vida

’61’  Dorado, primera marca embotellada de la cooperativa, renueva su imagen para seguir la línea del último producto de Bodega Cuatro Rayas: ’61’ Vermouth.

Con un dorado empolvado, que recuerda al interior de la botella, custodiado por el mítico 61 de la marca, guarda la esencia de lo que fue y la promesa de que, lo que se bebe, es un viaje al pasado, dónde los vinos son de licor y nos recuerdan a tostado.

Pocos saben que hubo un tiempo, no muy lejano, en el que los vinos generosos identificaron a los vinos de Rueda, Medina, La Seca, Serrada, Nava del Rey y casi todas las poblaciones vinícolas de la comarca. Este periodo llegó hasta los años 70, desde el último cuarto del siglo XIX. Buena muestra de ello son las innumerables bodegas subterráneas, con miles de barriles, botas, bocoyes y barricas que los cuberos construyeron en las cavidades subterráneas. Pues bien, todavía podemos hablar y degustar el último reducto enológico de estos vinos históricos, que seguían el sistema de criaderas y soleras de los vinos de Jerez. La bodega Cuatro Rayas conserva un vino blanco de estas características: el 61 Dorado. Casualmente, este tipo de vino permanece dentro de las categorías y tipologías que recoge el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda.

El reglamento recoge esta categoría de vino ‘Dorado’ y lo define como “un vino de licor seco obtenido por crianza oxidativa, que debe permanecer en roble, al menos, los dos últimos años antes de su comercialización; de color dorado con aroma y sabor ligeramente tostado por su larga oxidación en madera y de graduación no inferior a 15 grados”. Con el paso del tiempo, la tipología fue perdiendo protagonismo, dando paso a otro tipo de elaboraciones, aunque siempre con la variedad verdejo como principal bandera.

Evolución de la etiqueta de ’61’ Dorado

La bodega Cuatro Rayas nunca ha renunciado a esta tipología, de hecho, es la más representativa de su tradición elaboradora. Fue el primer vino que se embotelló en la bodega en el año 1950. En la añada fundacional de 1938, los socios decidieron llevar el vino a la bodega por primera vez e introducirlo en grandes tinos. Eligieron el mejor que tenían con un objetivo claro: elaborar añejado de forma comunitaria y en la casa de todos. Con los tinos cargados de vino, el depósito número 61 fue el mejor de todos, por eso decidieron que ese sería el nombre que lucirían las primeras botellas: Fino 61. Nacía entonces la primera marca comercial de la cooperativa.

Bodega Cuatro Rayas sigue fiel a esta tipología. Se sigue elaborando en criaderas y soleras, tal y como se hacía entonces. Hoy lleva el nombre de ‘Dorado Rueda 61’ y es el testigo más fiable de la tradición elaboradora del pasado. Este vino blanco (verdejo y palomino) adopta, por lo tanto, el apellido ‘dorado’ porque alude a su tiempo de crianza. Tiene una alta graduación (15,5º) y pasa por largas crianzas. El secreto está en las uvas sobremaduras, la fermentación y el propio sistema de soleras.

Cítricos y botánicos en la cata de 61 Vermouth verdejo

Hoy os presentamos la cata del ‘61 Vermouth’, una de las últimas novedades de la Bodega Cuatro Rayas creada sobre la base de un vino 100% verdejo. Lo hacemos de la mano de su creador, el enólogo Roberto L. Tello, que forma parte del equipo técnico de la cooperativa. Roberto deja muy claro que se trata de una bebida aromatizada, aunque incluye dos tipos de vinos: por un lado, un verdejo joven afrutado y, por el otro, un vino verdejo fermentado en barrica. “Esa es la base, pero hay que tener en cuenta que, para ser vermú, se necesita una mezcla hidro-alcohólica de un destilado de hierbas aromáticas”, explica. Más de 50 plantas aromáticas intervienen en la elaboración de este vermú y, en muchos casos, esta selección de botánicos interviene para potenciar a la variedad verdejo, como el hinojo, la flor de saúco, el tomillo y el romero, que ofrecen inconfundibles aromas de monte bajo.

Para la preparación del vermú utilizaremos hielo y frutas cítricas, como el pomelo o la naranja, que aportarán frescura y realzarán algunas notas propias de la variedad verdejo. En cuanto a la fase visual, el vermú luce un tono caoba con reflejos ambarinos en la capa fina. Si lo llevamos a la nariz, nos encontramos con todos los aromas típicos de nuestra variedad reina. Es muy curioso cómo afloran el romero, el tomillo, el hinojo y los cítricos. En boca tiene volumen, se manifiesta un curioso equilibrio entre los sabores dulces y amargos, aunque siempre está presente la típica acidez de la variedad blanca. Agradable y de largo posgusto en su fase final. Realmente delicioso.

Lo mejor del vermú –por cierto, el nuestro se llama 61 en honor a la primera marca de la cooperativa- es compartirlo con amigos, con un buen aperitivo o con cualquier tipo de tapeo sobre la mesa o el mostrador. Y, recordad: cuando entréis en una tienda, en un bar o en un restaurante, fijaos bien en los tonos azulados de la etiqueta y en la inconfundible botella jerezana. ¡No pidáis otro vermú y tomadlo bien frío!

Cuatro Rayas y su compromiso con el reciclaje

La bodega Cuatro Rayas acaba de adherirse al Plan Empresarial de Prevención de Residuos de Envases 2017-2019, dirigido al sector del vino y las bebidas espirituosas. La iniciativa parte de Ecovidrio, que es una entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar el reciclaje de todos los envases de vidrio de España. Está claro que el reciclaje es tarea de todos y un simple gesto, como el de depositar una botella en un contenedor verde, puede ayudar al conjunto de la sociedad si todos aportamos nuestro granito de arena.

La filosofía de Ecovidrio y el extraordinario trabajo que desarrollan desde hace dos décadas nos ha animado a firmar este acuerdo de colaboración, que tiene mucho que ver con el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible. La primera línea de actuación a la que nos comprometemos se refiere a la adopción de medidas de reducción del peso de los envases primarios; es decir, en nuestro caso, la utilización de botellas más ligeras. Otro objetivo marcado tiene que ver con el peso de envases terciarios, en virtud del cual se reducirá el micraje del film estirable (para la paletización) y /o retráctil (para agrupar envases primarios); es decir, el plástico que envuelve los palés tendrá menos espesor, aunque mejorará sus propiedades elásticas.

Otro de los compromisos de Cuatro Rayas con Ecovidrio se refiere al aumento del porcentaje del material reciclado usado en nuestra bodega, y no solo de los envases, sino también de los embalajes de cartón. Esto último se refiere a las cajas genéricas de la bodega Cuatro Rayas, e incluso a los separadores del interior, que ya se están utilizando con material reciclado desde la adhesión al plan.

Como podéis comprobar, Cuatro Rayas aporta también su grano de arena en materia de reciclaje comprometiéndose con la sostenibilidad. Lo hacemos convencidos y estamos seguros de que el proyecto muy pronto crecerá con la ayuda y la responsabilidad de todos.

 

La caña de azúcar ya ‘cierra’ la gama Cuatro Rayas

En alguna ocasión ya os hemos hablado del cierre de la botella, de todo el proceso que se desarrolla en torno a él y, sobre todo, de los materiales que se emplean. Junto a los tapones de corcho, los sintéticos y los naturales, ahora se suma una nueva incorporación, que cierra toda la gama de vinos Cuatro Rayas. Nos referimos al tapón elaborado con polímetros derivados de la caña de azúcar.

Este tipo de tapón novedoso ofrece cierres de alta calidad, aunque su principal ventaja tiene que ver con que ofrece un extraordinario control de la entrada de oxígeno dentro de la botella. Además de la gestión de oxígeno, otra de sus particularidades es que es el primer tapón del mundo con huella de carbono prácticamente nula para los vinos de calidad.

Otra de las ventajas de este tipo de taponado es que no aporta defectos al vino. Y, además, aporta una excelente acción mecánica en el cierre; en otras palabras, tapona muy bien y mantiene buenas condiciones de cerrado, al menos, durante cinco años. Sin duda, toda una innovación para el sector del vino que, en este caso, se beneficia de una materia prima vegetal tan extraordinaria como es la caña de azúcar. Ecológico, sostenible, innovador, de fácil extracción y con todas las garantías para la conservación del vino. Así son los nuevos tapones que cierran las botellas de vino de la Bodega Cuatro Rayas. ¿Se puede pedir más?

¡Bienvenido, Cuatro Rayas Verdejo 2017!

Ya está en la calle: el blanco Cuatro Rayas Verdejo de la añada de 2017 ha empezado a descorcharse. La primera semana de diciembre del año que acabamos de despedir ha recibido, por todo lo alto, a uno de los vinos de mayor personalidad de nuestra bodega. La botella, el corcho y la cápsula que lo cierra han puesto el punto y final a un largo proceso que empezó cuando terminó la anterior cosecha de uva, en el otoño de 2016. Después llegó el invierno y la poda, aparecieron las primeras yemas, luego las hojas y más tarde los primeros botones. Llegaron las bayas, los racimos, el envero y las maduraciones. Y, de nuevo, la vendimia: la de la añada de 2017. El fruto de la vid que hoy tenemos la oportunidad de llevarnos a los labios procede de aquí.

Muchos nos preguntan por la calidad de la uva verdejo que ha hecho posible este nuevo vino y no podemos decir más con menos palabras: su calidad es excepcional. Lo confirma la enóloga Elena Martín Oyagüe, responsable de la elaboración del vino, y lo reafirman los consumidores que han tenido ocasión de probar esta primicia. Elena explica que el proceso de elaboración se inició con las fermentaciones en ‘inox’ en torno a quince grados –y durante 21 días-, aunque anteriormente la uva se había macerado en prensa para extraer los aromas.

El resultado es un vino para quitarse el sombrero. Las notas de cata nos descubren, en la fase visual, un color amarillo pálido con reflejos verdosos, brillante. En nariz es potente, con fruta blanca tropical y fondos de fruta cítrica. En boca es extraordinariamente fresco. Intenso y con buena acidez, en retronasal se manifiesta mucha fruta blanca y un característico fondo de hinojo. Como siempre, es aconsejable degustarlo a una temperatura óptima. Armoniza de maravilla con cualquier tipo de plato, producto o receta, aunque es ideal servirlo acompañado de aperitivos, pescados y mariscos. ¡Salud!

Dos semanas de apoyo directo a los afectados por el terremoto de México

El director de Exportación de Bodega Cuatro Rayas, Sergio Fiorentini, regresa a España tras haber vivido el terremoto en primera persona y haber colaborado con restaurantes clientes de la bodega en el país. Ha ayudado lavando platos durante los servicios a los necesitados, apoyado el acopio de comida y comprado medicamentos. Han sido dos semanas en los que pese a haber tenido que cancelar las citas comerciales ha seguido visitando a los clientes con el objetivo de arrimar el hombro en todo lo posible. Este es su testimonio:

“Quisiera compartir con ustedes las tremendas vivencias que me han tocado experimentar en mi viaje a México. El terremoto del pasado 19 de septiembre me sorprendió trabajando con un grupo de periodistas en el quinto piso del hotel, donde no hace falta contar las sensaciones vividas, no sólo durante el sismo, sino durante la evacuación del edificio, realizada por escaleras de servicio, sin luz y con trozos del techo y pintura cayendo sobre nosotros. Después de 3 largas horas esperando en la calle, nos permitieron regresar al hotel. Aunque los sonidos de las ambulancias y helicópteros eran cada vez mayores, aún no era consciente de la magnitud de lo sucedido.

Las citas comerciales que tenía previstas para esa tarde, como es lógico, se suspendieron, por lo que quise acercarme a la zona para dar una mano en lo que se pudiera. Grande fue mi sorpresa al ver ya a cientos y cientos de personas organizándose en colas para sacar los escombros de los edificios caídos y salvar al mayor número de víctimas posibles, ya era imposible acceder a la zona ya que la policía sólo dejaba pasar a personas que llevaran palas, picos y otros elementos para la tarea.

De regreso de Oaxaca (donde volé para continuar mi programa) a ciudad de México, quise realizar una donación en nombre de la Bodega a las víctimas y voluntarios que estaban trabajando en las labores de rescate. Como la mayoría de los restaurantes de la ciudad, estaban realizando acopio de alimentos para preparar viandas a los damnificados, contacte con dos que son clientes nuestros, pero me comentaron que no podían recibir más material ya que sus neveras estaban desbordadas por las donaciones. A través de la página web de la Cruz Roja, vi que se necesitaban medicamentos, y con la ayuda de personal del hotel recorrí varias farmacias ya que estaban desabastecidas, para comprar suero, gasas, alcohol, jeringas, material quirúrgico, gotas para los ojos de los voluntarios, bebidas isotónicas etc., los que pude llevar a la zona de Álvaro Obregón, que tristeza lo visto, y al mismo tiempo la fuerza y entereza de la gente por seguir trabajando sin pausa para salvar vidas te deja sin aliento. La directora de la Cruz Roja, nos agradeció mucho el gesto, y me llevó donde estaba la delegación española enviada por el gobierno, UME (Unidad Militar de Emergencias) a quienes puede saludar y compartir unos minutos con ellos.

Al regresar al hotel, me encontré en la habitación los mensajes que adjunto, escritos por las personas que me ayudaron a buscar farmacias y me trasladaron al lugar donde dejar los medicamentos. Sin palabras…”

Sergio Fiorentini.

Prensas: de la viga romana a la atmósfera sin oxígeno

Pocos utensilios han contribuido, de forma tan eficaz, al desarrollo de los procesos del vino como las prensas. Aunque las modernas bodegas ya no utilizan prensas romanas, lo que sí perdura es su concepto. Las vigas de madera han dado paso a materiales más modernos y la fuerza humana ya no es necesaria para poner en marcha el proceso de prensado. Mucho ha llovido entre la viga romana y los modernos sistemas de prensado. En el caso de la Bodega Cuatro Rayas, precisamente la parcela tecnológica siempre ha priorizado estar dotado de los mejores sistema tecnológico al servicio de los procesos del vino.

En este contexto, hoy os hablamos del sistema de prensado ‘inertis’, que trabaja en una atmósfera con ausencia de oxígeno con el objetivo de proteger al mosto durante el prensado. De este modo, se impide el desarrollo de las oxidaciones, con las consiguientes pérdidas de aromas en los mostos, claves para la calidad de nuestros futuros vinos blancos. Se trata, sin ninguna duda, de uno de los procesos más delicados de la uva antes de iniciar el largo proceso antes de convertirse en vino. Además, en nuestro caso, las prensas ‘inertis’ son ecológicas, pues consumen muy poca energía y consiguen reprocesar el nitrógeno que se genera durante cada proceso. Esta prensa, que utilizamos en la Bodega Cuatro Rayas, forma parte del equipamiento tecnológico más avanzado de la bodega. Sin duda, un nuevo ejemplo de tecnología puntera al servicio de la calidad y de los vinos del siglo XXI.