Archivo de la etiqueta: viñedos

Prensas: de la viga romana a la atmósfera sin oxígeno

Pocos utensilios han contribuido, de forma tan eficaz, al desarrollo de los procesos del vino como las prensas. Aunque las modernas bodegas ya no utilizan prensas romanas, lo que sí perdura es su concepto. Las vigas de madera han dado paso a materiales más modernos y la fuerza humana ya no es necesaria para poner en marcha el proceso de prensado. Mucho ha llovido entre la viga romana y los modernos sistemas de prensado. En el caso de la Bodega Cuatro Rayas, precisamente la parcela tecnológica siempre ha priorizado estar dotado de los mejores sistema tecnológico al servicio de los procesos del vino.

En este contexto, hoy os hablamos del sistema de prensado ‘inertis’, que trabaja en una atmósfera con ausencia de oxígeno con el objetivo de proteger al mosto durante el prensado. De este modo, se impide el desarrollo de las oxidaciones, con las consiguientes pérdidas de aromas en los mostos, claves para la calidad de nuestros futuros vinos blancos. Se trata, sin ninguna duda, de uno de los procesos más delicados de la uva antes de iniciar el largo proceso antes de convertirse en vino. Además, en nuestro caso, las prensas ‘inertis’ son ecológicas, pues consumen muy poca energía y consiguen reprocesar el nitrógeno que se genera durante cada proceso. Esta prensa, que utilizamos en la Bodega Cuatro Rayas, forma parte del equipamiento tecnológico más avanzado de la bodega. Sin duda, un nuevo ejemplo de tecnología puntera al servicio de la calidad y de los vinos del siglo XXI.

De racimo a raspón

En alguna ocasión os hemos hablado de las ventajas de la vendimia mecanizada. Sus beneficios están relacionados con el ahorro de tiempo, los costes de recolección, una mayor precisión y la mejora en la calidad de la uva. Como os podéis imaginar, convertir el racimo en raspón en un tiempo récord y con todas las garantías es otra de las grandes ventajas de la práctica mecanizada. Si alguna vez os habéis preguntado cómo se despoja el grano de su ‘esqueleto’, os sacamos de dudas de inmediato. Como ya sabéis, la máquina de vendimiar ejecuta su trabajo a medida que avanza por cada liño. Va provista de una especie de ‘vareadora’, que sacude enérgicamente los racimos. Gracias a los movimientos vibratorios, la uva se desprende fácilmente del racimo y cae dentro de una cita transportadora que está alojada dentro de la máquina. Es tan efectiva esta práctica, que el 80% del racimo -vacío, claro está- se queda en la planta.

Pero, ¿qué pasa con el raspón que, irremediablemente, entra en la máquina? De eso se encarga una despalilladora interna que está alojada dentro de la máquina. Es tan efectiva, que consigue eliminarlo de forma inmediata antes de que la uva pase a la tolva. De este modo, la uva se despoja completamente del raspón y evita que cualquier elemento extraño pase a la prensa e impregne al mosto amargores indeseados. Como os podéis imaginar, el despalillado es un proceso esencial. Además, no solo libera a la uva del raspón, sino también de otros muchos restos herbáceos, como hojas y pequeños sarmientos.

En el caso de Bodega Cuatro Rayas, otra de las ventajas de despalillar de forma mecanizada es que se hace a pie de campo, así nos aseguramos que la uva que entra en la bodega está completamente libre de residuos. No obstante, todo el proceso que os hemos explicado culmina con una última revisión en bodega, una vez que el remolque entra con la carga de uva.

Viñedos Centenarios, patrimonio histórico y humano de la bodega

Más allá del valor sentimental, una antigua fotografía proporciona información extraordinariamente valiosa. A pesar de que el paso del tiempo la haya deteriorado o de la escasa calidad de la imagen, lo cierto es que contemplar un destello del pasado de esta naturaleza es como acariciar un pequeño tesoro. La que hoy os queremos enseñar fue captada hace casi 80 años en el mismo lugar en el que hoy conversan los protagonistas del siguiente vídeo, José Martín del Campo, director técnico de viñedo de Cuatro Rayas, y dos de los socios de la bodega, Carlos Gómez Sanz y Alfredo Barreras Agüero. Los dos últimos tienen mucho que ver con la imagen, pues algunos familiares muy directos aparecen en el retrato en blanco y negro. Se trata de una antigua escena de vendimia, donde posan niños, padres, tíos y abuelos, junto a los animales de carga, los cestos, los carros y generosos racimos de uva. Han pasado 80 años, pero las viñas estaban allí desde mucho tiempo antes.

 

Este retrato coral sale hoy del álbum familiar para convertirse en una fuente documental, pues las viñas que aparecen en la imagen son las mismas que se conservan hoy en el pago, donde están sentados nuestros tres invitados, en el término segoviano de Aldeanueva del Codonal. Precisamente, esta es la zona que conserva una mayor cantidad de viñedo centenario, pues muchos pueblos limítrofes lo arrancaron. Siempre se conoció el lugar como ‘la zona de las viñas viejas’ y, aunque solo se conserva esta pequeña parcela, el viñedo llegaba hasta los pinares que hoy ocupan el fondo de la panorámica. Bodega Cuatro Rayas tiene viñedo centenario en ese entorno, de las que 10 hectáreas son prefiloxéricas, viñas sin portainjertos. Los socios de la bodega tienen, asimismo, una amplia extensión de viñedos allí cuya plantación se calcula hace 80 años. Es decir, la extraordinaria riqueza que atesoran algunos socios de la Bodega Cuatro Rayas, que decidieron conservar el viñedo de las pequeñas parcelas que plantaron sus antepasados. Son auténticos tesoros escondidos y sus uvas, el fruto más codiciado. Hoy, las cepas se miman con el mismo cariño que se ofrece a un anciano porque de ellas nace un fruto escaso, pero de extraordinaria calidad.

También nos hemos llevado a la finca los dos vinos que se elaboran con las uvas centenarias de este tipo de parcelas. Nuestros invitados sostienen con sus manos dos joyas de la Bodega Cuatro Rayas: Amador Díez (Verdejo Cuvée) de la añada de 2015 y Cuatro Rayas Viñedos Centenarios, un blanco verdejo de la añada de 2016. De la antigua fotografía a los modernos vinos solo han pasado 80 ciclos vegetativos… y los que quedan por vendimiar, racimo a racimo.

Prescriptores americanos visitan los viñedos de Bodega Cuatro Rayas

Nils Bernstein, editor de la publicación Wine Enthusiast y Samantha Leal, editora de la página web de la revista Marie Claire, son dos de los expertos que participan en esta acción promocional.

Ribera-Rueda USA 5-10 Septiembre 2016

Álvaro Gago, Jose Martín, Roberto López, Sergio Fiorentini y María José Besada junto periodistas y sumilleres de USA.

Periodistas y blogueros de Estados Unidos han vivido los primeros momentos de la vendimia 2016 en la D.O. Rueda. Hace unos días, el grupo recorría bodegas y viñedos de las D.O. Ribera del Duero y Rueda, dentro de las actividades de la campaña ‘Si, What’s Next!’, puesta en marcha para promocionar los vinos de las dos denominaciones de origen en Estados Unidos.

El grupo estaba formado por profesionales especializados en distintas áreas, entre los que destacan el Master Sommelier Alexander LaPratt, propietario de dos prestigiosos restaurantes en Nueva York; Nils Bernstein, editor de la revista Wine Enthusiast; Samantha Leal, editora de la página web de Marie Claire, y la reconocida youtuber Ali Rosen, nominada a los Premios Emmy en 2015, en la categoria de ‘Video informativo‘.

Ribera-Rueda USA 5-10 Septiembre 2016

Imagen de Verdejo

En el marco de esta acción promocional, los participantes han asistido a una jornada formativa celebrada en la sede del Consejo Regulador, en la que descubrieron las singularidades de la D.O. Rueda y la tipología de sus vinos, a través de la cata de una veintena de ellos, así como los procesos llevados a cabo durante los exhaustivos controles de calidad que se realizan desde el departamento técnico del CRDO.

Los prescriptores asistieron a un viñedo de Bodega Cuatro Rayas, donde les esperaban Álvaro Gago, director de comunicación, Sergio Fiorentini, director de exportación, María José Besada, comercial de exportación en USA, Roberto López, enólogo y Jose Martín, director técnico de viñedo, para enseñarles los distintos tipos de suelo que componen la DO. Rueda y catar distintos vinos de Bodega Cuatro Rayas. A esta actividad también les acompañaron Santiago Mora, Director General del CRDO y Felipe González Gordon, Director del Plan Ribera-Rueda en USA.

Ribera-Rueda USA 5-10 Septiembre 2016

Cuatro Rayas Organic Wine, Cuatro Rayas Viñedos Centenarios y Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias, vinos catados.

Nuestros propósitos para 2015

Apuntarse al gimnasio, estudiar inglés… todos nos fijamos propósitos cuando llega enero, y en Cuatro Rayas también. En 2015 nuestra bodega cumple 80 años y tenemos muchas ganas de que este sea un año especial. Por eso, hemos apuntado todo lo que nos gustaría conseguir durante los próximos doce meses, y queremos compartirlo contigo. ¡Aquí va nuestro listado!

1. Cuatro Rayas con el deporte. Queremos conseguir que el deporte vallisoletano vuelva a la élite. El Real Valladolid es un equipo de primera y queremos contribuir a su ascenso. Este fin de semana tenemos la primera oportunidad del año para apoyarles en casa. El domingo a las 18.15 horas, se enfrentan al Deportivo Alavés, y pretendemos estrenar el año con una victoria en Zorrilla.

2. Volver a convertirnos en el mejor vino de España. La Unión Española de Catadores consideró que nuestro Viñedos Centenarios  fue el mejor vino de la añada 2013, incluyendo rosados y tintos. Este año… ¡queremos repetir!

3. 20 por ciento. Este es un número que nos hemos marcado en varios sentidos. En los últimos años nuestra cooperativa ha elaborado el 20% del vino embotellado de la Denominación de Origen Rueda y queremos mantener esta representatividad. Por otra parte, nos hemos propuesto exportar el 20% de nuestra facturación.

4. Compromiso social. Esta una de las claves en nuestra forma de trabajar, y queremos potenciarla aún más. Este año vamos a reforzar nuestro compromiso con La Seca y Valladolid. Nos gusta nuestra tierra, nos sentimos parte de ella y queremos contribuir a promover actividades sociales en nuestro entorno. También trabajaremos para implicar aún más a nuestros socios en la cooperativa. Ellos son el alma de nuestros vinos y queremos cuidarlos para que sientan lo importantes que son.

5. Ver mundo y que el mundo nos vea. En 2014 hemos viajado a muchos países para exportar nuestros vinos, pero ya tenemos las maletas preparadas porque queremos más. ¡Aceptamos sugerencias!

Algunos de nuestros viajes en 2014: México, Copenhague, Roma o Londres.

La lista de propósitos ya está hecha. Ahora… ¡A trabajar! Os mandamos todo nuestro ánimo para afrontar este 2015 🙂


¡Feliz año 2014!

¡Ya termina 2013!

Para nosotros, uno de los años más complicados que hemos tenido profesionalmente hablando. Hemos tenido una de las vendimias más difíciles que se recuerdan, que ha salido adelante gracias al enorme esfuerzo de todo el personal y de los socios (gracias y enhorabuena una vez más). Ha sido también un año de nuevos retos, de nuevas inversiones, y nuevos proyectos. Un año de lucha constante…

¡Pero siempre intentamos poner una sonrisa a la vida! Así, hacer frente a las dificultades mucho más fácil. Y así terminamos el año con unas cifras muy exitosas. A falta de cerrar el año económico y de tener los datos finales, estimamos el crecimiento de ventas en un 4%. ¡Gracias, gracias y mil veces gracias! A todos los que nos seguís, los que compráis nuestros vinos, los que disfrutáis de ellos y, cómo no, gracias a toda la plantilla y a los socios de la cooperativa, ¡Sin nosotros no sería posible!

En lo personal también hemos tenido momentos malos, como la gran pérdida de Amador hace unos días. Amador Díez de Íscar fue presidente de la bodega durante 20 años. Todos le admirábamos enormemente. ¡Qué duro!

Cada uno de nosotros hemos atravesado momentos complicados, pero hay que hacer balance, y quedarse con lo bueno. ¡Hemos vivido otros muchos buenos! Y seguro que de todos ellos, de los buenos y de los malos, hemos aprendido algo.
Ya sabéis que “al final siempre sale el sol… Pero si no sale, ¡lo pintamos!”.


Os deseamos un año 2014 lleno de salud, de amor, de éxitos, de enseñanzas, de alegrías, de buenas compañías y de buenos brindis (¡Con verdejo Cuatro Rayas por supuesto! ;-))

¡¡FELIZ 2014!!

(¡Gracias a Juncal, nuestra “jefa” de laboratorio, que hizo esta foto tan chula! ¡Chin chin!)

¿Por qué apostar por el consumo de vino ecológico?

¿Qué me ofrece un vino ecológico que no me ofrezca uno convencional? Esta es una de las preguntas que más hemos escuchado desde que elaboramos la primera añada de verdejo ecológico. Empecemos por el principio, ¿qué necesita un cultivo para ser considerado ecológico?

Para que un vino sea considerado ecológico, ha de proceder de un viñedo que se inscribe tres años antes de la primera cosecha en el registro de Agricultura Ecológica. El principal objetivo del cultivo ecológico es mantener el ecosistema y Cuatro Rayas, dentro de su política de sostenibilidad, busca reforzar este tipo de viticultura entre sus cooperativistas. Si el primer año de producción comercializamos 26.666 botellas, para la próxima añada (2013) está previsto lanzar 250.000 botellas.

Poco a poco, este tipo de cultivo va consiguiendo una mayor superficie. Actualmente existen en Castilla y León 2.222 hectáreas inscritas como viñedo ecológico (de las más de 80.000 has. que hay en España). Todavía es una proporción muy pequeña, si la comparamos con la superficie general de viñedo en España, que asciende a 1.032 miles de has., aunque va creciendo significativamente año tras año. Se trata de un producto especial, que poco a poco va calando en la mente del consumidor español. Hoy día, la mayor producción de Cuatro Rayas Ecológico se vende en exportación (sobre todo en Alemania), si bien la estrategia comercial pasa por incluirlo como una referencia ejemplar en el mercado nacional.

Nuestro enólogo Ángel, cuenta que la agricultura ecológica no es más que “volver a la forma tradicional de cultivo”, es decir, sin herbicidas, ni fitosanitarios, ni insecticidas, un cultivo plenamente natural. En cuanto al método de elaboración, sigue los mismos pasos que Cuatro Rayas Verdejo, pero la fermentación se realiza con levaduras autóctonas, en nuestro caso, levaduras propias. Además, la clarificación sólo se puede hacer con productos naturales, el embotellado y etiquetado con materiales reciclables y se ha de minimizar el uso de SO2 (sulfitos, cuyo cometido es evitar la oxidación del vino). No puede utilizarse ningún tratamiento químico en todo el proceso de elaboración y embotellado.

Foto de Fran Jiménez

Pero, ¿Qué es lo que aporta realmente un vino ecológico? Ya conocemos los beneficios del consumo moderado de vino. Sabemos que contribuye al buen funcionamiento de las arterias, ayuda a la absorción de hierro y que aporta minerales y oligoelementos como el magnesio o el zinc, que ayudan a mejorar las defensas. Pero además de eso, existen dos razones claves por las que apostar por el consumo de productos procedentes de agricultura biológica:

– Es evidente que, al no utilizarse tratamientos químicos, resulta más beneficioso para la salud, pues evitamos la toxicidad de los mismos en nuestro organismo (Herbicidas, fitosanitarios, sulfitos…).

– Cuidamos el medio ambiente. Todos los tratamientos que se realizan en campo son 100% naturales, por lo que eliminamos cualquier contaminación del entorno.

¡Recordad que la tierra es nuestro hogar, tenemos que cuidar de ella! 🙂

Más información acerca de nuestro Cuatro Rayas Organic aquí: http://goo.gl/qWw0rY

¡Feliz día!

El ciclo vegetativo del viñedo

 

Existen diferencias sustanciales entre los ciclos vegetativos de los verdejos y otras variedades, en función de dónde estén situados y su edad. De esta forma, la variedad Viura tiene un desarrollo más tardío que la de Verdejo. Y, dentro del Verdejo, su comportamiento difiere dependiendo de su ubicación, altitud, terreno y edad.

Diferencias entre el racimo de Viura y Verdejo a 30 de junio

La variedad Verdejo se desarrolla antes que la Viura

El viñedo más joven y a menos altitud se desarrolla antes

Previsiones de vendimia 2012

A pesar de encontrarnos en estas fechas de disfrute vacacional para much@s de vosotros, en Cuatro Rayas estamos al 100% preparando todo para la próxima vendimia. Y es que la segunda quincena de agosto es de máxima actividad en las bodegas de la D.O. Rueda.

José Martín, nuestro director de campo, nos cuenta que la vendimia está prevista alrededor del día 10 de septiembre, si bien las condiciones meteorológicas podrían alterar esa fecha. Ha sido un año en general de pocas lluvias en la zona, por lo que el viñedo sufre estrés hídrico, que no es más que falta de agua, que se ha tenido que suplir con un aporte externo. Esta es la razón de que se prevea una merma en la producción de hasta un 15% en algunas zonas. En cualquier caso, y según los análisis realizados, la uva será de muy buena calidad este año.

Estos días podemos ser testigos del proceso de envero en la uva, que es la coloración del fruto o la maduración final, a partir de aquí, la uva va adquiriendo azúcar. Este proceso, como bien nos cuenta José es “la antesala de la vendimia”.

Todo esto, lo explica mucho mejor Jose en el campo, por eso he querido grabar un vídeo donde nos explica todo esto y, además, el secreto de nuestro Cuatro Rayas…. ¿Quieres saberlo? Sólo necesitas 3 minutos!
http://www.youtube.com/watch?v=pwFp89cPprI

Además, si queréis ver todas las fotos que hemos hecho estos días de varios viñedos, entrad en nuestra página de Facebook! www.facebook.bodegacuatrorayas 🙂

Espero que os haya gustado! Si queréis preguntar, añadir o comentar cualquier cosa, como siempre, estaremos deseando.

¡En unos días volveremos, con la vendimia encima, a contaros todos los detalles!

Feliz final de agosto a tod@s!
Nos leemos!

Ana,
@BodCuatroRayas

La poda de los viñedos de Verdejo

En el post de hoy os queremos contar los principales cuidados que necesitan los viñedos de Cuatro Rayas a lo largo del año para así conseguir uvas de la mayor calidad. La vid es una planta trepadora y de crecimiento ilimitado, por lo que si lo que se buscan son uvas sanas y maduras, se requiere un control preciso. En esta época, pleno invierno y hasta marzo aproxidamente, se realiza la primera labor de poda. Se trata de una de las labores más importantes en el cultivo de la vid, pues si dejamos crecer la planta libremente, desarrollará un tronco muy largo con unos frutos muy pequeños y con poca acidez, no aptos para los vinos de calidad que buscamos.

¿Por qué se realiza en invierno?

Para realizar la poda de invierno, es necesario esperar al llamado “reposo vegetativo”, es decir, el periodo en el que la planta baja su actividad, hace su crecimiento más lento o incluso lo detiene. En el caso de los viñedos, desde la caída completa de las hojas hasta el inicio de actividad de las yemas. Este reposo ocurre en esta época del año porque las bajas temperaturas hacen qe la sabia se pare en la planta y deje de circular.

 

Os dejo este enlace a un sencillo vídeo sobre la poda de un viñedo para que os hagáis una idea de lo que os cuento más arriba!

Después de la poda, el viñedo se deja hasta finales de abril aproximadamente, pues es cuando empiezan a brotar. En ese momento se realizará la llamada poda en verde…. que ya os contaré en su momento!

¡Espero que os resulte interesante conocer cómo cuidamos nuestros viñedos!

Nos leemos!

Ana

@cuatrorayasorg