Archivo de la etiqueta: White Wine

Bodega Cuatro Rayas impulsa un proyecto de arqueoenología e I+D para aumentar la longevidad del verdejo

‘Longverdejo’ pretende mejorar el acceso al mercado internacional de los vinos blancos envejecidos e implica el uso de nuevas estrategias como la selección de levaduras autóctonas o la implantación de técnicas vitícolas respetuosas con el Medio Ambiente 

Desarrolla un proyecto en colaboración con el Instituto de Investigación de la Viña y el Vino (IIVV) de la Universidad de León y está cofinanciado por el CDTI con fondos FEDER

La Seca, 26 de mayo de 2020.- La cooperativa Bodega Cuatro Rayas ha puesto en marcha las actividades de Longverdejo, un proyecto de I+D cuyo objetivo consiste en aumentar la longevidad y la capacidad de envejecimiento de los vinos blancos de la variedad verdejo. Bajo el título ‘Estudio de la longevidad de la variedad verdejo en la D.O. Rueda a través de la gestión del suelo, el manejo del viñedo y la arqueoenología’, esta iniciativa desarrollará diferentes e innovadoras estrategias que incluyen novedosas técnicas de manejo de suelo y planta, así como de selección de levaduras autóctonas provenientes de bodegas donde siempre ha predominado lo natural. Todo ello para tratar de influir en los parámetros enológicos más importantes de cara a mejorar el potencial de longevidad de los vinos verdejos, aumentando su vida útil comercial y la posibilidad de destinar el vino a la crianza.

Bodega Cuatro Rayas desarrolla este proyecto en el que también participan investigadores del Instituto de Investigación de la Viña y el Vino (IIVV) de la Universidad de León con el grupo de Investigación del Dr Enrique Garzón. La iniciativa dispone de un presupuesto global de 599.000 € y está cofinanciada por el CDTI con fondos FEDER de la Unión Europea a través del Programa Operativo Plurirregional de Crecimiento Inteligente 2014-2020. Longverdejo tiene una duración prevista de 36 meses, comprendidos entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de agosto de 2022.

FOCO EN LA VITICULTURA SOSTENIBLE

Para cumplir con el objetivo general de Longverdejo de incrementar la longevidad de los vinos verdejo, se desarrollarán diferentes e innovadoras estrategias que incluyen la selección de levaduras autóctonas de bodegas subterráneas y la implantación de nuevas técnicas de viticultura sostenibles. Como técnicas de manejo de suelo se emplearán nuevos métodos de fertilización con sulfatos de hierro en combinación con turba y/o leonarditas. También se emplearán técnicas de manejo de planta para aumentar la acidez de los mostos, así como nuevos métodos de control fitosanitario de carácter ecológico con el fin de lograr el equilibrio composicional necesario en los mostos para la elaboración de vinos blancos más longevos.

La primera fase de aplicación del proyecto consiste en identificar las características físico-químicas y biológicas de los suelos donde se realizarán los ensayos para determinar las dosis adecuadas de abonado orgánico, utilizando un producto desarrollado por el IIVV en colaboración con la empresa Agroquimes, y más adelante se aplicarán tratamientos foliares y en los procesos de vendimia, como apunta Raúl Diez -socio viticultor y vicepresidente de la cooperativa-. También se ha comenzado a estudiar la fermentación de algunos mostos de la bodega forma natural y sin aditivos en bodegas subterráneas localizadas en Valladolid y Segovia para procurar identificar las cepas de levaduras originarias de estas zonas y comprobar cómo expresan su carácter en los vinos, tal y como expone Roberto L. Tello -enólogo de la cooperativa-.

El gran potencial que presenta la uva variedad verdejo para elaborar vinos blancos longevos no ha sido hasta el momento suficientemente explorado, tal y como ponen de manifiesto Enrique Garzón -profesor de la Universidad de León e investigador del IIVV – y José Martín -director técnico de Viñedo de Bodega Cuatro Rayas. La elaboración de grandes vinos blancos con mayor vida útil constituye uno de los puntos de mayor interés para esta D.O., puesto que facilitaría el acceso de las exportaciones a zonas que requieren vinos de largo recorrido, así como entrar a competir a nivel internacional en el sector de los vinos blancos envejecidos de referencia. Por esta razón, tanto en vinos de guarda como en vinos jóvenes, el incremento de la vida útil de los vinos blancos constituye un punto de interés y mejora muy relevante, que puede aportar grandes ventajas competitivas de cara a la exportación internacional de vinos que demandan grandes recorridos. Además, puede suponer una mejora en la gestión y organización de recursos de las bodegas, permitiendo mayor independencia entre la producción y la demanda inmediata del producto, así como optimizar la logística de distribución y almacenamiento de los mismos. Desde el punto de vista comercial, se pretende que la ejecución de este proyecto de I+D conlleve un aumento de la exportación de este producto.

LA CAPACIDAD DE ENVEJECIMIENTO DE LA VERDEJO EN EL PUNTO DE MIRA DE LA DO RUEDA

El concepto de vida útil en un vino es un concepto complejo que se puede entender como el periodo de tiempo durante el cual un vino mantiene sus características organolépticas iniciales o como el tiempo que un vino se mantiene apto para ser comercializado. Así, los vinos blancos jóvenes, caracterizados por su frescor y aroma frutal, su color pálido y delicado sabor astringente, suelen ser vinos elaborados para ser consumidos en cortos periodos de tiempo desde su producción. En otro sentido, cabe destacar que, aunque los vinos blancos suelen tener menor capacidad de evolucionar en botella que los vinos tintos, ciertas variedades de uva muestran mejores propiedades para la elaboración de vinos blancos más longevos. Este es el caso de la variedad verdejo, que siendo la base del vino blanco más demandado en España concebido como producto de consumo anual, también reúne las características ideales para elaborar vinos blancos envejecidos y vinos jóvenes con mayor vida útil.

COFINANCIADO POR EL CDTI CON FONDOS FEDER

Longverdejo es un proyecto de I+D cuyo principal objetivo es aumentar la longevidad y la capacidad de envejecimiento de los vinos blancos de la variedad verdejo, mediante el desarrollo de distintas y novedosas estrategias que incluyen la selección de levaduras autóctonas y la implantación de nuevas técnicas de viticultura respetuosas con el medio ambiente.  Entre estas técnicas, se emplearán nuevos métodos de fertilización para el manejo del viñedo y de la planta, además de nuevos métodos para el control fitosanitario de carácter ecológico.  Bodega Cuatro Rayas lidera este proyecto en el que también participa, como entidad subcontratada, el Instituto de Investigación de la Viña y el Vino (IIVV) de la Universidad de León. La iniciativa dispone de un presupuesto global de 599.006,36 € y está cofinanciada por el CDTI con fondos FEDER de la Unión Europea a través del Programa Operativo Plurirregional de Crecimiento Inteligente 2014-2020. Longverdejo tiene una duración prevista de 36 meses, comprendidos entre el 1 de septiembre de 2019 y el 31 de agosto de 2022.

Puedes ver un vídeo informativo sobre el proyecto en nuestro canal de Youtube :

Haz click para ver el vídeo resumen de ‘Longverdejo’:

Haz click para ver el vídeo completo de ‘Longverdejo’:

Isabel Mijares, pionera del vino en España: ‘La uva verdejo es elegante y estructurada, es un vino en el que siempre se puede confiar’

La enóloga Isabel Mijares −la primera mujer en obtener esta titulación en España− protagoniza la cuarta entrega de ‘Las charlas del vino español’

Mijares repasa junto a Javier Pérez Andrés su trayectoria y la situación actual del panorama del vino y asegura con firmeza que no hay límites para una mujer en el sector, “lo único que no puede hacer una mujer es pis contra la pared”

La Seca (Valladolid), 10 de diciembre de 2019.- Tras las conversaciones con el periodista Carlos Delgado, el sumiller Custodio Zamarra y el periodista y escritor José Peñín en anteriores entregas de ‘Las charlas del vino español’, la protagonista del cuarto capítulo de este formato −que gira en torno al vino y su evolución en los últimos años− es una mujer que lo ha sido todo en el mundo de la enología: Isabel Mijares. El periodista Javier Pérez Andrés charla con ella en el restaurante Mesón del Cid de Madrid.

Isabel Mijares atesora uno de los currículos más extraordinarios del sector del vino español. Licenciada en enología en Burdeos, fue la primera mujer que apostó por un mundo entonces desconocido tras acabar sus estudios de Química. Su capacidad para comunicar, su inteligencia y su destreza en las relaciones humanas le han permitido granjearse el cariño del sector en muchos países. Ha recorrido los cinco continentes. Ha presidido asociaciones profesionales, consejos reguladores, congresos, foros internacionales… Y, entre todo ello, destaca su labor didáctica, tanto en las misiones realizadas en América en el campo de la investigación y la potenciación de la vitivinicultura, como en numerosos actos en los que siempre ha demostrado una especial capacidad para conectar con el público. Son ya célebres sus frases descriptivas en el mundo de la cata, donde siempre encuentra ejemplos originales, transgresores e ingeniosos.

Hoy, Isabel Mijares, sigue en plena actividad, viajando, participando en concursos, asesorando a bodegas y −sobre todo− representando a su país en multitud de foros y acontecimientos culturales y técnicos vinculados al mundo del vino. Por todo ello, este capítulo de ‘Las charlas del vino español’ supone casi un documento de la historia reciente de la enología y la viticultura en España.

Junto a Javier Pérez Andrés, Mijares repasa toda su trayectoria y analiza la situación actual en una conversación salpicada de anécdotas, curiosidades y datos de la historia del vino. En este sentido, destaca la verdejo como una de las uvas que da grandes vinos en la actualidad, asegurando que ‘la verdejo es elegante y estructurada, un vino en el que siempre se puede confiar’. Además, es rotunda cuando señala que la mujer no tiene límites en este sector: “lo único que no puede hacer una mujer es pis contra la pared”.

Puedes ver el vídeo completo en el canal de YouTube de Bodega Cuatro Rayas:

Puedes ver el vídeo resumen en español y subtitulado al inglés:

 

Fomento de la cultura vitivinícola
‘Las charlas del vino español’ es un formato que apuesta por las nuevas tecnologías, con una distribución en exclusiva a través de las redes sociales. Capítulos de 30 minutos en los que se muestra la reunión de grandes prescriptores del vino en nuestro país con Javier Pérez Andrés, periodista especializado cuya trayectoria le ha situado como líder de opinión en la información de vino, turismo y gastronomía en Castilla y León. En estos encuentros, ponen en común sus opiniones, valores y criterios. Todo ello en una serie de conversaciones, que, por primera vez en España, generan un debate serio y cargado de conocimientos por parte de las voces más autorizadas del sector: periodistas, sumilleres y diferentes profesionales de reconocido prestigio. La iniciativa ‘Las charlas del vino español’ está patrocinada por Bodega Cuatro Rayas, referente de la DO Rueda. Con el vino de calidad como pilar fundamental, la bodega se centra con este nuevo formato en el conocimiento del sector vitivinícola de la mano de expertos.

Agradecimiento a Restaurante Mesón del Cid:
www.mesondelcidmadrid.com

José Peñín: “Si una uva tuviese que representar a España en el mundo sería la verdejo”

El escritor y periodista de vinos, una de las figuras más relevantes del sector, protagoniza la tercera entrega de ‘Las charlas del vino español’

Peñín repasa junto a Javier Pérez Andrés su trayectoria y la situación actual de las diferentes regiones vitivinícolas

La Seca (Valladolid), 1 de octubre de 2019.- Tras las conversaciones con el periodista Carlos Delgado y el sumiller Custodio Zamarra en anteriores entregas de ‘Las charlas del vino español’, el protagonista del tercer capítulo de este formato que gira en torno al vino y su evolución en los últimos años es una de las voces más destacadas del sector: José Peñín. El periodista Javier Pérez Andrés charla con él en el restaurante La Botica de Matapozuelos, restaurante rural con una estrella Michelín donde se miman los productos locales maridando con grandes vinos de la zona.

José Peñín es, sin duda, un personaje que ha sido clave en la promoción y la divulgación de los vinos de calidad en España, una referencia mundial en el sector. El escritor y periodista atesora, con toda seguridad, el currículum más extenso de dedicación a la cata y los viajes, así como el archivo sensorial más completo de los últimos 40 años del vino español. José Peñín es, además, fundador de la guía que lleva su apellido, considerada la Biblia del vino en España, y en la que hasta el propio Robert Parker admitió que contrastaba algunos vinos. En la actualidad, el escritor, de origen leonés, mantiene una gran actividad literaria, así como en la cata de vinos. Está muy presente en las redes sociales y pronto sorprenderá con un libro compilador de sus memorias, que, sin duda, lo serán también del vino español.

Puedes ver el vídeo completo en el canal de YouTube de Bodega Cuatro Rayas:

Puedes ver el vídeo resumen en español y subtitulado al inglés:

Peñín repasa toda su trayectoria ligada al sector vitivinícola, que comenzó antes del nacimiento de las Denominaciones de Origen como tal, refiriéndose también al que podría situarse como el origen de la actual Guía Peñín: su primer libro, Mis 101 mejores vinos. Su experiencia y vasto conocimiento del sector llevan, además, a José Peñín a afirmar que “si una uva española tuviese que representar en el mundo como tal, sería la verdejo”.

Fomento de la cultura vitivinícola
‘Las charlas del vino español’ es un formato que apuesta por las nuevas tecnologías, con una distribución en exclusiva a través de las redes sociales. Capítulos de 30 minutos en los que se muestra la reunión de grandes prescriptores del vino en nuestro país con Javier Pérez Andrés, periodista especializado cuya trayectoria le ha situado como líder de opinión en la información de vino, turismo y gastronomía en Castilla y León. En estos encuentros, ponen en común sus opiniones, valores y criterios. Todo ello en una serie de conversaciones, que, por primera vez en España, generan un debate serio y cargado de conocimientos por parte de las voces más autorizadas del sector: periodistas, sumilleres y diferentes profesionales de reconocido prestigio. La iniciativa ‘Las charlas del vino español’ está patrocinada por Bodega Cuatro Rayas, referente de la DO Rueda. Con el vino de calidad como pilar fundamental, la bodega se centra con este nuevo formato en el conocimiento del sector vitivinícola de la mano de expertos.

Agradecimiento a Restaurante La Botica de Matapozuelos:

www.laboticadematapozuelos.com

Custodio Zamarra: “El mejor vino es el que con arreglo a tu bolsillo te hace más feliz”

El reputado sumiller protagoniza la segunda de ‘Las charlas del vino español’ junto al periodista Javier Pérez Andrés. El restaurante Zalacaín, en el que Zamarra ha desempeñado su profesión durante más de 40 años, es el escenario de esta conversación en torno al mundo del vino

La Seca (Valladolid), 3 de julio de 2019.- Tras contar con el periodista especializado Carlos Delgado en la primera entrega de ‘Las charlas del vino español’, la segunda conversación de este espacio está protagonizada por uno de los sumilleres más reconocidos de España. Javier Pérez Andrés se sienta en esta ocasión a hablar con Custodio Zamarra, con el que ha compartido anécdotas y reflexiones en torno al sector del vino y a su evolución en los últimos 25 años. Zamarra, lleva a cabo una profunda reflexión sobre sector en España y hace hincapié, entre otros detalles, en que “el mejor vino es el que con arreglo a tu bolsillo te hace más feliz”. Apostilla, en este sentido, que “enológicamente no hay ningún vino que cueste más de 50 euros”, aunque “en los vinos no sólo se paga el contenido, también su historia”.

 

Resumen de la entrevista con subtítulos en inglés

Entrevista completa 

El escenario de esta charla ha sido el restaurante Zalacaín, en el que Zamarra fue sumiller más de 40 años y hasta su jubilación. Su historia en este afamado emblema madrileño de la gastronomía, así como la evolución de la sumillería y del vino en los últimos años son algunas de las piedras angulares sobre las que gira la conversación de Pérez Andrés y Zamarra. Así, tras poner en valor el recorrido experimentado por la vitivinicultura en nuestro país, el sumiller no ha dudado en afirmar que “España es uno de los países más importantes en el sector del vino en el mundo”. Pérez Andrés y Zamarra disfrutan de mesa y mantel maridando con Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias Cuvée, un Verdejo de colección de distribución exclusiva en hostelería y las mejores vinotecas del que el sumiller pone de manifiesto es “un verdejo realmente extraordinario”.

Cuatro décadas de dedicación al vino en Zalacaín
Custodio Zamarra es una de las personalidades más importantes del mundo de la sumillería en España. Ligado a la hostelería desde muy joven, su historia profesional en Zalacaín comenzó con tan solo 24 años, cuando se incorporó al equipo del restaurante madrileño. A partir de ahí, miles de vinos pasaron por las manos de Zamarra. Todo ello le convierte en una de las voces más autorizadas del panorama vinícola nacional.

Fomento de la cultura vitivinícola
‘Las charlas del vino español’ es un formato que apuesta por las nuevas tecnologías, con una distribución en exclusiva a través de las redes sociales. Capítulos de 30 minutos en los que se mostrará la reunión de grandes prescriptores del vino en nuestro país con Javier Pérez Andrés, periodista especializado cuya trayectoria le ha situado como líder de opinión en la información de vino, turismo y gastronomía en Castilla y León. En estos encuentros, pondrán en común sus opiniones, valores y criterios. Todo ello en una serie de conversaciones, que, por primera vez en España, generan un debate serio y cargado de conocimientos por parte de las voces más autorizadas del sector: periodistas, sumilleres y diferentes profesionales de reconocido prestigio. La iniciativa ‘Las charlas del vino español’ está patrocinada por Bodega Cuatro Rayas, referente de la DO Rueda. Con el vino de calidad como pilar fundamental, la bodega se centra con este nuevo formato en el conocimiento del sector vitivinícola de la mano de expertos.

Agradecimiento a Restaurante Zalacaín

Cítricos y botánicos en la cata de 61 Vermouth verdejo

Hoy os presentamos la cata del ‘61 Vermouth’, una de las últimas novedades de la Bodega Cuatro Rayas creada sobre la base de un vino 100% verdejo. Lo hacemos de la mano de su creador, el enólogo Roberto L. Tello, que forma parte del equipo técnico de la cooperativa. Roberto deja muy claro que se trata de una bebida aromatizada, aunque incluye dos tipos de vinos: por un lado, un verdejo joven afrutado y, por el otro, un vino verdejo fermentado en barrica. “Esa es la base, pero hay que tener en cuenta que, para ser vermú, se necesita una mezcla hidro-alcohólica de un destilado de hierbas aromáticas”, explica. Más de 50 plantas aromáticas intervienen en la elaboración de este vermú y, en muchos casos, esta selección de botánicos interviene para potenciar a la variedad verdejo, como el hinojo, la flor de saúco, el tomillo y el romero, que ofrecen inconfundibles aromas de monte bajo.

Para la preparación del vermú utilizaremos hielo y frutas cítricas, como el pomelo o la naranja, que aportarán frescura y realzarán algunas notas propias de la variedad verdejo. En cuanto a la fase visual, el vermú luce un tono caoba con reflejos ambarinos en la capa fina. Si lo llevamos a la nariz, nos encontramos con todos los aromas típicos de nuestra variedad reina. Es muy curioso cómo afloran el romero, el tomillo, el hinojo y los cítricos. En boca tiene volumen, se manifiesta un curioso equilibrio entre los sabores dulces y amargos, aunque siempre está presente la típica acidez de la variedad blanca. Agradable y de largo posgusto en su fase final. Realmente delicioso.

Lo mejor del vermú –por cierto, el nuestro se llama 61 en honor a la primera marca de la cooperativa- es compartirlo con amigos, con un buen aperitivo o con cualquier tipo de tapeo sobre la mesa o el mostrador. Y, recordad: cuando entréis en una tienda, en un bar o en un restaurante, fijaos bien en los tonos azulados de la etiqueta y en la inconfundible botella jerezana. ¡No pidáis otro vermú y tomadlo bien frío!

De racimo a raspón

En alguna ocasión os hemos hablado de las ventajas de la vendimia mecanizada. Sus beneficios están relacionados con el ahorro de tiempo, los costes de recolección, una mayor precisión y la mejora en la calidad de la uva. Como os podéis imaginar, convertir el racimo en raspón en un tiempo récord y con todas las garantías es otra de las grandes ventajas de la práctica mecanizada. Si alguna vez os habéis preguntado cómo se despoja el grano de su ‘esqueleto’, os sacamos de dudas de inmediato. Como ya sabéis, la máquina de vendimiar ejecuta su trabajo a medida que avanza por cada liño. Va provista de una especie de ‘vareadora’, que sacude enérgicamente los racimos. Gracias a los movimientos vibratorios, la uva se desprende fácilmente del racimo y cae dentro de una cita transportadora que está alojada dentro de la máquina. Es tan efectiva esta práctica, que el 80% del racimo -vacío, claro está- se queda en la planta.

Pero, ¿qué pasa con el raspón que, irremediablemente, entra en la máquina? De eso se encarga una despalilladora interna que está alojada dentro de la máquina. Es tan efectiva, que consigue eliminarlo de forma inmediata antes de que la uva pase a la tolva. De este modo, la uva se despoja completamente del raspón y evita que cualquier elemento extraño pase a la prensa e impregne al mosto amargores indeseados. Como os podéis imaginar, el despalillado es un proceso esencial. Además, no solo libera a la uva del raspón, sino también de otros muchos restos herbáceos, como hojas y pequeños sarmientos.

En el caso de Bodega Cuatro Rayas, otra de las ventajas de despalillar de forma mecanizada es que se hace a pie de campo, así nos aseguramos que la uva que entra en la bodega está completamente libre de residuos. No obstante, todo el proceso que os hemos explicado culmina con una última revisión en bodega, una vez que el remolque entra con la carga de uva.

Cuatro Rayas Wild Experience Catas Nocturnas

Las noches de los viernes podrás descubrir todos los secretos del vino en un entorno inigualable, las instalaciones de Bodega Cuatro Rayas en La Seca (Valladolid), un espacio construido en 1935 que aúna tradición y modernidad, como los blancos y tintos que allí se elaboran.

Seréis recibidos con verdejo bien fresquito y a continuación recorreréis las instalaciones. Después, en la sala de experiencias de la bodega tendrá lugar una cata maridada de 4 de nuestros vinos: Cuatro Rayas Verdejo, Cuatro Rayas Verdejo Ecológico, Cuatro Rayas Tinto Ecológico y Dolce Bianco, todos ellos acompañados por 4 tapas que os sorprenderán…

¡Os esperamos!

  • CUÁNDO: viernes 14, 21, y 28 de julio y 11 de agosto
  • DÓNDE: Bodega Cuatro Rayas (Ctra. Rodilana s/n, La Seca, 47491, Valladolid)
  • HORA DE COMIENZO: 21.30 horas (aprox.)
  • HORA DE FINALIZACIÓN: 23.30 horas (aprox.)
  • PRECIO: 19’80€ por persona (gastos de gestión incluidos)

COMPRA YA TU ENTRADA AQUÍ

Más información en el teléfono 647 740 517 y en el email enoturismo@cuatrorayas.es poniendo en el asunto WILD EXPERIENCE VIERNES + DÍA PREVISTO DE VISITA

*PLAZAS LIMITADAS
**OBLIGATORIO RESERVA PREVIA
***LA EMPRESA SE RESERVA EL DERECHO DE CANCELACIÓN DE LA ACTIVIDAD SIEMPRE QUE NO SE LLEGUE A UN MÍNIMO DE 8 PARTICIPANTES
****TRANSPORTE NO INCLUIDO
*****SI ERES ALÉRGICO A ALGÚN ALIMENTO INFORMANOS MANDANDO UN EMAIL A enoturismo@cuatrorayas.es y buscaremos alguna solución para que puedas disfrutar de tu Cuatro Rayas Wild Experience

 

Las levaduras autóctonas de Bodega Cuatro Rayas

No siempre es fácil entender algunos términos relacionados con el proceso de elaboración del vino. Es frecuente escuchar hablar de las levaduras, que no son otra cosa que hongos microscópicos, encargados de realizar la fermentación alcohólica cuando entran en contacto con el mosto. Este es un proceso fundamental en la elaboración del vino. Pero no todas las levaduras son iguales: hay multitud de géneros y especies. En esta ocasión, nos centraremos en las levaduras autóctonas, es decir, aquellas que se encuentran en la uva de forma natural, sin intervención de la mano del hombre.

Pero vayamos por partes. Las levaduras comerciales son aquellas seleccionadas por laboratorios, procedentes de distintas zonas del mundo, que se presentan como productos deshidratados para añadir al mosto. Pero las levaduras autóctonas son otra cosa completamente diferente y con el siguiente ejemplo podéis imaginar cómo se consiguen: si nos acercamos a un viñedo y estrujamos un racimo de uvas para obtener el mosto -y este mosto lo dejamos en un recipiente-, al cabo de unos días se producirá la fermentación espontánea de ese mosto gracias a la acción de multitud de levaduras que se encuentran adheridas a la piel de la uva. Ahí están las levaduras autóctonas.

Cada región, incluso cada viñedo, tiene sus propias levaduras autóctonas. Son fundamentales porque, al realizar la fermentación alcohólica, transmiten al vino producido su propio carácter diferencial. Esto forma parte de lo que llamamos ‘terroir’, que diferencia a ese vino de otros vinos producidos, incluso, con la misma variedad. Sin embargo, el vino así elaborado no todos los años se comporta de la misma manera, pues no siempre intervienen las mismas levaduras porque el contenido de la denominada ‘flora microbiana’ depende de condiciones climáticas, medioambientales y del uso de fitosanitarios; incluso muchas de esas levaduras no son capaces de terminar la fermentación alcohólica o transmiten al vino olores y sabores no deseados. Por esta razón, la mayoría de las bodegas utilizan levaduras comerciales para realizar la fermentación alcohólica controlada.

En el caso de la Bodega Cuatro Rayas, llevamos desde la añada 2012 realizando un proceso de selección de levaduras autóctonas propias, un proyecto desarrollado con el apoyo de la firma LEW 2050, compañía ligada a la Universidad de Navarra. De esto se encarga el Departamento de Enología de la Bodega Cuatro Rayas, para que, de entre todas las levaduras de fermentación espontánea, podamos seleccionar las más adecuadas, que transmitan a nuestros vinos el carácter personal de los propios viñedos de la zona. De esta forma, utilizando nuestras propias levaduras, elaboramos vinos con carácter y tipicidad diferenciada.

¿Natural, sintético o tapón de rosca? La revolución del corcho

Cuando una botella se deposita sobre una mesa, se pone en marcha el ritual del servicio del vino. Si bien es cierto que el descorche lo libera de su envase y nos permite degustarlo, pocas veces nos fijamos en el tipo de material con el que se ha cerrado la botella. Hablamos del corcho, el material que tapona la mayor parte de las botellas de vino que se elaboran en el mundo. Sin embargo, a la hora de cerrar una botella, los nuevos materiales son tan versátiles como a veces desconocidos. Sin duda, las diferencias entre ellos son notables, por eso hoy os explicamos sus características y usos más comunes.

De forma general, hay tres tipos de tapones: de corcho, sintéticos y naturales. Cuatro Rayas utiliza todos ellos en sus embotellados, aunque siempre elige el que mejor se adapta a las necesidades de cada vino: todo depende de cómo queramos que evolucione una vez embotellado. Hasta no hace mucho tiempo, los de corcho eran la única opción para tapar una botella. Hay cuatro tipos: naturales (extraídos de una única pieza del alcornoque); el tapón llamado ‘colmatado’ (también se extrae de una pieza de alcornoque, pero de peor calidad); el corcho aglomerado (fabricado con granos de corcho o virutas); y los tapones ‘técnicos’ (con cuerpo de aglomerado, pero tapas naturales). ¿Cuáles son sus ventajas? El corcho es un producto ligero, elástico, poroso y resistente. Además, facilita la conservación y evolución de un vino, pues permite que una pequeña cantidad de oxígeno pase a través de sus poros. Entre las desventajas se encuentran los temidos TCA, es decir, los aromas a corcho, defectuosos, que algunas ocasiones se presentan en el vino.

Los tapones sintéticos no proceden de la corteza del alcornoque. Están elaborados a partir de ‘elastómeros termoplásticos’, es decir, materiales plásticos con propiedades elásticas. Hay tapones sintéticos por extrusión y por inyección (son dos términos que determinan únicamente cómo han sido fabricados) y entre sus ventajas figura que no dan problemas de TCA, ofrecen una amplia gama de colores y permiten mantener el ritual del descorche. Sus inconvenientes tienen que ver con la conservación del vino, pues apenas permiten el paso del oxígeno, impidiendo que los vinos evolucionen en la botella.

Hay una tercera opción: el tapón de rosca. Está elaborado con aluminio recubierto de distintos materiales. Técnicamente es el cierre perfecto. Además, es muy práctico. Sin embargo, no permite el aporte de oxígeno y, desde luego, el descorche no tiene cabida porque se abre girando el tapón sobre la boca de la botella.

Más de 40 gastroplanes maridados con Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias para disfrutar durante San Pedro Regalado

Gregorio Díez suma a su portafolio de vinos la nueva creación del enólogo Ángel Calleja: Cuatro Rayas Cuarenta Vendimias, un verdejo selección especial procedente de viñedos de 40 años, de venta exclusiva en hostelería y tiendas especializadas. Cuarenta Vendimias es el resultado del saber hacer y experiencia de Calleja, cuya labor durante cuarenta años en la Denominación de Origen Rueda le convierten en maestro de maestros en la elaboración de verdejo. Es un vino del que afloran las mejores características de esta uva. Fresco y potente cuya crianza sobre lías durante 5 meses le aportan elegancia y untuosidad.

ORIGINAL-40GASTRO-PLANES
Sigue leyendo